Asistencia psicológica on line

Asistencia psicológica presencial y on line

 

 

 

 

 
 
 
 

Configuraciones
Vinculares

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo ominoso, el superyo y la enfermedad somática*

Jorge Ulnik

Recibido el 27 de junio de 2009

Freud describe (1) que “el yo es una parte modificada del ello; agrega que tambien hay otra diferenciacion en interior del yo llamada ‘ideal del yo o superyo’…Los efectos de las primeras identificaciones, las producidas a la edad mas temprana, seran universales y duraderos…La genesis del ideal del yo contiene la identificacion con los progenitores.”

En otro texto, se refiere a lo ominoso (tambien conocido como ‘lo siniestro’) y dice que tiene una particularidad: es familiar y es espantoso al mismo tiempo; sólo que el yo  no reconoce lo espantoso. Hace falta, recurrir a la percepcion, para poder cambiarle el sentido.
Lo espantoso/siniestro está en las cosas conocidas y familiares, lo que implica una ambivalencia. Este fenómeno desconcierta según como esté uno orientado en el mundo. Cuanto mejor se esté, menos sucesos impresionan desde lo siniestro.
Freud dice: (2)   “ es lo espantable, angustioso, espeluznante…que esta en las cosas conocidas, familiares…se tiene un efecto ominoso cuando se borran los límites entre la fantasia y la realidad, cuando aparece frente a nosotros como real algo que habiamos tenido por fantástico…”
Lo siniestro desconcierta, implica una ambivalencia


 
Superyo, identificacion con el padre y destino

 

Siguiendo a Freud, (1) la investidura de objeto hacia la madre y la identificacion con el padre marchan juntos hasta que aparece el Complejo de Edipo.
Varón: atraviesa el edipo con deseo intenso de matar al padre (para quedarse con la madre); alli la relacion se torna ambivalente.
Se resuelve con la identificacion paterna, porque se  incorporan ambas clases de sentimientos: el amor, la admiración; hostilidad.
La identificación se realiza con el padre ideal: poderoso, virtuoso; o con un padre cruel, ausente en la función.
Superyo: es el heredero del Edipo, y aporta el ideal con aspectos
-negativos: ordenes y prohibiciones;
-positivos: las aspiraciones individuales.
Si hubo un padre violento, cruel o ausente, el Superyo será sádico y cruel. Y en la instauración de esa relacion  Superyo/Yo se reedita la misma pasividad con el padre (del yo) hacia el Superyo.
El resultado es el sentimiento inconciente de culpa (resistencia del superyo) que se expresa por la necesidad de castigo, como un modo de simbolizar la crueldad, seria ej: ‘algo habre hecho; entonces merezco un castigo’ de lo que el sujeto no tiene conciencia.

 

Superyo y libido

 

Recordemos: la libido es energia de la pulsion y puede ser:
-pulsional erótica (proveniente de la pulsion de vida),
- y tanática (de la pulsion de muerte).

Entre ambas se desarrolla una lucha

Los destinos de esa lucha son:

las grandes realizaciones;

la huida de la realidad (hacia en mundo interno);

una vida tortuosa con un Superyo que amonesta y censura permanentemente;

la enfermedad somática, como expresión concreta del castigo.

 

Superyo, libido y el Yo

 

 El carácter del yo (1) es una sedimentación de las investiduras de objeto y contiene la historia de estas elecciones: en realidad, el carácter depende de la historia de la vivencia de satisfaccion provenientes del objeto erótico; o de la vivencias displacenteras, que fueron tramite por medio de defensas (primarias o secundarias).

  1. -cuando la libido o el superyo presentan cierta debilidad: resultan tolerables

para la persona (para el yo) y da como resultado un desarrollo vulgar (no requiere un proceso de sublimación).

  1. -cuando el Superyo plantea un ideal grandioso: requiere del yo lo imposible, y censura la satisfaccion de la libido.

Da como resultado:-grandes hombres;
                               - u hombres enfermos. En este caso, el padre incorporado por identificación es equiparable a un  superyo todopoderoso (como un dios). El yo entonces queda sometido al superyo, no puede defenderse; solo puede obedecerle.

 

Superyo, identificación y castración

 

La identificación postedípica se lleva a cabo tanto con el padre como con la madre, de lo que resulta el ideal.

La castración equivale a una renuncia, que se puede llevar a cabo cuando hay una compensación.

  1. -se renuncia al amor de la madre y se identifica con el padre para mantener la propia integridad. Se instala entonces un Syo que ama, instala leyes y cuida.
  2. -Cuando queda un residuo de las primeras identificaciones de objeto (de esa primaria unión narcicista) el yo tiene que oponerse al objeto, lograr su diferenciación y el Superyo lo censura más que lo ama.

 

Superyo, e ideal del yo

 

Del superyo resultan:-la conciencia moral;
                                  -la observación de si;
                                  - el ideal del yo.

La función del ideal es: conservar el narcicismo originario del yo, para hacerle frente a la presiones internas y/internas.

Cuando la observación de si
 a) acentúa la conciencia moral, el resultado es sentimiento de culpa;
b)cuando compara con el ideal, es el sentimiento de inseguridad.

Cuando el ideal es inalcanzable, el superyo se vuelve muy crítico; y de protector se convierte en enemigo.

 

Ideal del yo como un doble

 

Cuando en el yo hay una identificación con otro y no es reconocida (ese otro se funde en el yo sin ser reconocido), se produce el fenómeno del doble. Es el tipo fenómeno de la melancolía y también se observa en la enfermedad somática.

Ej: pte mujer, dice que la mujer debe cuidar los hijos y la casa. “ a mi me gusta trabajar, entonces no soy una buena mujer”

Sitúa un yo ajeno en el lugar del propio, sin conciencia de ese fenómeno.

Por que es una defensa? Porque el doble (madre) aseguró la supervivencia, a costa de la diferenciacion del yo (yo/no) entonces es atemorizador desligarse de esa adherencia al objeto. Recordemos que de la representacion reprimida tenemos noticias por otras representaciones alejadas de aquella, el yo no tiene noticias de su indiferenciacion; pero si del miedo, ya que es efecto del afecto residual separado de la representacion.

Mantener esta condición: de dos en uno,congela al universo simbólico.

Da lugar a dos fenómenos separados:
-la observación de sí,  acentúa la conciencia moral y la censura;
- la observación de sí,  se suma al ideal, entonces el yo se denigra y se empobrece altamente en sus funciones.

 

Superyo: puede ser vengativo

 

    1. -cuando no se sepultó adecuadamente el Complejo de Edipo;
    2. -cuando hay una historia personal de maltrato y confusión.
    3. -Cuando la funcion paterna estuvo ausente.

 

Si el C de Edipo no se sepulto adecuadamente, la carga del ello vuelve por compulsion de repetición y presiona al yo. Ante esa afluencia de estímulos proveniente del ello, el superyo exige al yo que censure esa demanda, y lo castiga. A mayor estimulacion del ello, mayor prohibición del superyo.
Ej las personas que padecieron abuso sexual intrafamiliar. Una consecuencia es la conducta suicida, en un intento de matar a las exigencias del ello y la censura del superyo.

 

Superyo: qué representa

  1. - a los padres.

 

Entonces:

  1. - primero los amamos,
  2. -luego nos identificamos,
  3. -luego nos oponemos a sus deseos por la propia individualidad
  4. –y funciona como el abogado del ello, a traves del yo.
  1. - a la cultura.

 

Entonces: nos impone condiciones que aceptamos por la condicion humana y el modo de vida del ambito exterior que nos rodea (costumbres, habitos, religiones, etc)

 

Superyo y enfermedad somática

 

Es predominante la acción y eficacia de lo ominoso, ese borramiento de los límites entre la fantasia y la realidad.

Se suma a las derivaciones del sentimiento Inconciente de culpa: estar enfermo alivia temporamente al yo al entregarle un parte de si al Superyo.

Entonces, las funciones de la enfermedad somática son:
-disminuir el sentimiento de culpa (produce una descarga parcial del mismo);
-apacigua al Superyo;
-activas complejos infantiles reprimidos y los racionaliza: algo se apoderó de mi, porque esto si siempre cumpli con lo que corresponde, etc;
- el la ‘via regia’ para la emergencia de viejas identificaciones ligadas a los progenitores.

El superyo corporal es una instancia superyoica actuada a traves del cuerpo.
Ese recurso inconciente, le posibilita existir al sujeto y tambien tramitar de algun modo lo no simbolizado (a traves del cuerpo).

La historia familiar estimula la erogeneizacion de determinado órgano o ideal.
Luego ese órgano u objeto idealizado le da identidad,  y el sujeto se relaciona con el mundo de ese modo.
Ej de psoriasis: la prohibición de transpirar, daba cuenta de una mirada amorosa de ese padre a ese hijo. Recordemos los desarrollos de D Anzieu sobre la piel como barrera protectora entre lo interno y lo externo. En estos casos, esa barrera esta cribada (con agujeros) por la tanto su funcion de proteccion esta alterada.
En el caso, de la ficha, el sintoma adulto reedita nuevamente la necesidad de ser mirado amorosamente...por los demás que se apenan de él; por el personal médico y su solidaridad,etc.

 

Ideal del yo: su función

 

Restablece el narcicismo perdido en la infancia.
Se liga con el proceso primario y es fundamental para la vida del sujeto (del yo) ya que proporciona el acceso a lo placentero mediado por las normas y el proceso secundario (ej vacaciones, hacer una carrera profesional, etc)

Además de las funciones intersistémicas (superyo/yo; abogado el ello, etc) tiene y componente familiar y social/cultural. Forma parte de las representaciones éticas del individuo. Ej lo que  comemos y lo que no; las relaciones familiares, etc.

Cuando hay un predominio de un Superyo cruel, y el ideal es inalcanzable, el Superyo exige permanentemente al yo; como no llega a la meta lo denigra y alli se desarrolla la necesidad de castigo, que es la materialización del maltrato del Superyo.

Para finalizar:
La vida secreta tiene dos vertientes,

  1. -la personal,
  2. -la reprimida, donde hay un complejo representacional inconciente que lleva al sujeto a resignar parte de su integridad para mantener un equilibrio. En tanto es fenómeno es desconocido (Inc) empobrece al yo.

 

* Sintesis de la ficha homónima de Jorge Ulnik - Autor del Libro "El psicoanalisis y la piel - Ed Síntesis - Madrid -

(1)- S. Freud –Punto III – El yo y el superyo (ideal del yo) del texto “El yo y el ello” (1923) Obras Completas -
(2) S. Freud –Lo ominoso (1919) -
Obras Completas -

 

EnigmaPsi (c) 2002-2014
Psicología – Psicoanálisis – Consultoría

Editor Responsable: Lic Sonia Cesio
Directora: Lic Sonia Cesio
Dirección: Avenida Santa Fe 4990- Buenos Aires, República Argentina.
TE (0054)11 4773-9597 /(0054) 11 - 15 62987672
E-mail: info@enigmapsi.com
Los artículos publicados en el sitio no pueden ser reproducidos sin el permiso del Editor Responsable.

ISSN 1853-1849